Traductor

Métodos para quedar embarazada


Como concebir un bebe, síntomas del embarazo, cambios psicológicos en el embarazo, calcula la fecha del parto. Te explicamos todo esto y mucho más para que no tengas ninguna duda.




Como concebir un bebe

Quedarse embarazada resulta a veces más complicado de lo que parece. La concepción no es siempre sencilla queremos ayudarte dándote algunos trucos para quedarse embarazada.


Conoce tus días fértiles, hay tres métodos:

  1. El método Ogino o del calendario
  2. El método del moco cervical
  3. El método de temperatura basal.

  1. El método Ogino: período fértil contando los días transcurridos a partir de la menstruación.
  • Ovulas una sola vez al mes el día 14 de tu ciclo
  • La vida de un óvulo en el útero es de 24 horas
  • Los espermatozoides sobreviven en tu interior 72 horas

Una vez hayas detectado el día de tu ovulación, sabes que teniendo relaciones sexuales 4 o 5 días antes del día de tu ovulación o un día después, las probabilidades de quedarte embarazada son más altas, puesto que es tu periodo de mayor fecundidad. Si tu ciclo dura 28 días, debes mantener relaciones sexuales entre el día 9º y 17º. Sin embargo, no olvides que los ciclos no suelen ser tan regulares, por lo que debes aprender a reconocer tu propio calendario biológico.


  1. El método del moco cervical: conocer los días fértiles y los no fértiles de tu período de ovulación. Saber cuando puedes concebir y cuando no.
  • Período infértil
Los días infértiles se caracterizan por una mayor sequedad, donde no verás ni sentirás moco, o este será denso, escaso y pegajoso. Aparecen dos o tres días después del sangrado de la menstruación.
  • Período fértil
Cuando aparezca un moco viscoso tras los días de sequedad que preceden a la menstruación es que has entrado en tu período de fertilidad. Al paso de los días aumenta en cantidad, con un aspecto que se asemeja a la clara de huevo. Estas sensaciones se perciben por la lubricación en la en la piel de la región vulvar y puede ir acompañada de aumento de la libido y del interés sexual. La fase fértil comienza, aproximadamente, seis días antes de la ovulación.



  1. El método de temperatura basal: Se necesita constancia y disciplina: hay que ponerse un termómetro cada mañana, observar los cambios que experimenta el flujo vaginal a lo largo del ciclo menstrual y anotar cuidadosamente toda la información.

  • Ponerse el termómetro antes de levantarse de la cama de cada mañana, (Deja el termómetro junto a la cama).



  • Hacerlo cada día a la misma hora.



  • Tomarse la temperatura siempre en el mismo sitio: en la boca debajo de la lengua (mínimo 5 minutos) o en la vagina (mínimo 5 minutos). En la axila puede ser inexacta, por lo que se desaconseja.



  • Anotar si se ha dormido menos de cuatro horas: hay variaciones en la temperatura.



  • Registrar también si se está estresada o enferma, si se ha salido por la noche o se ha bebido alcohol. Lo ideal es haber dormido un mínimo de seis a ocho horas antes de ponerse el termómetro. 



  • Síntomas del embarazo

    Las mujeres pueden percibir una serie de cambios en su cuerpo indicativos del embarazo. La dimensión de estos síntomas dependerá de cada mujer, así como la aparición de unos u otros, ya que cada cuerpo es un mundo y reacciona de una manera diferente. Los principales síntomas son:

    • Cansancio y sueño: Está vinculado con la presencia de hormonas del embarazo como la progesterona y la gonadotrofina. Además, tu cuerpo está "fabricando una nueva vida" y por esta razón el gasto energético es mucho mayor.
    • Línea oscura del ombligo al pubis: Las hormonas estimulan la melanina de la piel y se produce más pigmento. Comienza a aparecer una línea oscura que va del ombligo al pubis. La línea se va oscureciendo y puede llegar a verse casi negra.
    • Náuseas y vómitos: También está ligado al incremento de las hormonas progesterona y gonadotrofina, al ensanchamiento de los músculos uterinos, a un exceso de ácido en el estómago y una mayor sensibilidad del sentido del olfato. El malestar matutino comienza, por lo general, de dos a ocho semanas después de la concepción.
    • Apetencia o repulsión de ciertos alimentos: Aparece por la producción de la hormona gonadotrofina. Es la explicación de los conocidos "antojos". Puede que tengas ganas de comer ciertos alimentos, como también rechazo por otros.
    • Mareos y desmayos: Pueden aparecer mareos y/o desmayos como consecuencia de la citada disminución de la tensión arterial por las hormonas del embarazo.
    • Aumento de la frecuencia miccional: A medida que el embarazo progresa, el tamaño del útero aumenta y la vejiga, que está en contacto íntimo con él, se congestiona determinando una necesidad de orinar frecuentemente.
    • Aumento de la temperatura corporal: La progesterona determina un aumento de un grado en la temperatura habitual del cuerpo.
    • Mayor percepción de olores: El aumento de las hormonas del embarazo también te puede dar una mayor percepción olfativa.
    • Amenorrea: Ausencia de sangrado menstrual,  no tiene porqué significar necesariamente un embarazo.
    • Aumento de tamaño del abdomen: En un embarazo menor de 12 semanas, no es debido a la presencia del útero, sino al aire retenido.
    • Dolores pélvicos: Se debe al crecimiento del útero. La sensación es similar a los dolores de la menstruación.
    • Estreñimiento y flatulencia: La progesterona determina que los procesos en el tránsito intestinal se produzcan más lentos, lo que también produce flatulencia.
    • Manchas en la piel: A veces la presencia de hormonas del embarazo puede provocar manchas oscuras en la piel, generalmente en la cara y las manos.
    • Cambios en los senos: Cosquilleo, hinchazón, sensibilidad al tacto o molestia. Para muchas mujeres, uno de los primeros signos del embarazo es la molestia en el pecho. Esa molestia está ocasionada por la mayor cantidad de hormonas femeninas en el cuerpo.
    • Pequeño sangrado vaginal: El sangrado de color rosa o marrón sin dolor puede corresponder a la implantación del huevo en el útero seis días después de haber sido fertilizado. Si el sangrado aparece  con dolores o en mayor cantidad consulta a tu médico.

    Cambios psicológicos en el embarazo


    Algunas mujeres presentan situaciones de cambios de humor bruscos pasando de estar alegres a estar tristes. En esta etapa, los cambios físicos son muy evidentes, pero los psicológicos adquieren mucha importancia porque pueden afectar a situaciones familiares, sociales y laborales.

    Afortunadamente, estos cambios están considerados normales y, lo mejor de todo, es que son temporales. Conviene no dejarse llevar por este estado temporal y ayudar a la futura mamá a superar esta etapa.

    Los cambios emocionales, que viven las mujeres embarazadas, se deben fundamentalmente a que los niveles de progesterona y estrógenos se duplican y, por este motivo, la parte racional de la personalidad disminuye, a la vez que se refuerza la parte emocional.

    Estos cambios dan lugar a estados de ánimo, que cambian de modo repentino, pasando de la alegría al llanto y se manifiestan en una mayor irritabilidad o mal humor, se notan en una hipersensibilidad hacia aspectos que antes pasaban desapercibidos e, incluso, se reflejan en una mayor inseguridad, aún en mujeres muy seguras de sí mismas.


    Calcula la fecha del parto

    Para saber cuando va a nacer tú bebe, es muy sencillo, la fecha probable de parto se calcula sumando 280 días (40 semanas) al primer día de tu última regla.

    Hay que tener en cuenta que esta fecha es sólo una previsión, ya que un parto puede retrasarse o adelantarse unos 15 días. Sin embargo, lo más probable es que tu niño nazca en torno a esa fecha.

    En la primera revisión con tu obstetra, será quien te calcule la fecha de parto, que se puede ir revisando con las ecografías.

    Con la calculadora del embarazo podrás averiguar rápidamente en qué semana del embarazo estás. Simplemente, tienes que indicar la FUR, (la fecha del primer día de tu última regla) y darle a calcular.

    Recuerda que las semanas de embarazo se cuentan a partir del primer día del último periodo, pero la ovulación se produce unos catorce días después de esa fecha. En las semanas 1 y 2 del embarazo todavía no estás embarazada.

    Esta fecha es solo una aproximación ya que cada embarazo es único y la estimación del tiempo de gestación se hace a partir de la FUR y no desde el día exacto de la concepción.








    En posteriores artículos, explicaremos detalladamente la evolución del embarazo, semana tras semana hasta el día del parto.

    En todos los casos le recomendamos consultar con su médico, terapeuta u otro profesional de la salud competente. La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa.
     Autora:
     Mujeractual  

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

    Artículos interesantes