Traductor

Los beneficios del sol para ti y para tu bebé




¿El sol es beneficioso? ¿Influye en el estado de ánimo? ¿Cuánto tiempo podemos exponernos al sol? ¿A que partes de nuestro cuerpo el sol nos beneficia?







¿El sol es beneficioso?

Hay muchos que advierten sobre los potenciales de riesgos producidos por los rayos ultravioleta. De hecho, el cáncer de piel es uno de los tumores malignos más frecuentes, y su incidencia ha aumentado en los últimos años. Sin embargo, si se toma con las debidas precauciones, el sol continúa siendo una fuente de vida, de calor y de energía.


¿Influye en el estado de ánimo?

La luz del sol nos activa la serotonina, un neurotransmisor responsable del buen humor. Se trata de un mecanismo que también explica los trastornos estacionales, como los que se producen con la llegada del otoño, cuando las horas del sol disminuyen.



¿Cuánto tiempo podemos exponernos al sol?

Hay que exponerse gradualmente para evitar riesgos en la piel. Los daños se presentan cuando nos desplazamos a zonas climáticas y ambientales distintas a donde vivimos habitualmente. Es el caso de las personas de ciudad que veranean en la playa o la montaña. O bien de las personas que viven en zonas húmedas y frías, y viajan a una zona más calurosa y soleada.

En el caso de los niños se tiene que tener mucho más cuidado: su piel es más fina, la producción de melanina todavía no es perfecta, y los pequeños pasan más tiempo jugando expuestos al sol. Debemos de protegerlos con gafas y una gorra.

La exposición directa a los rayos solares debe evitarse por completo entre las 10:30 y las 16:30 horas aproximadamente. Antes y después, el bebé o el niño debe protegerse con cremas solares, incluso aunque vaya a permanecer debajo de la sombrilla o si está nublado.


¿A que partes de nuestro cuerpo el sol nos beneficia?

A nuestro sistema inmunitario: Exponerse al sol ayuda a enfermar menos gracias a la vitamina D. Estudios recientes han demostrado cómo las células T, un linfocito del sistema inmunitario, necesita vitamina D en caso de infección, para “despertar” a los glóbulos blancos dormidos. La vitamina D3 tiene efectos protectores contra la aparición de tumores.

A nuestra piel: Los rayos ultravioleta del sol llevan a cabo una acción desinfectante, un antibiótico natural. El sol limpia los agentes patógenos que agreden la piel en caso de dermatitis atópica y de eccemas, sin provocar resistencias ni alergias. Si la acción del sol se combina con la acción antiséptica del mar, se obtiene una regresión de la dermatitis.

Para los huesos: La vitamina D es fundamental para la calcificación de los huesos y para su crecimiento. Esta vitamina se activa gracias a los rayos ultravioleta. La mayor parte de la vitamina D se produce de forma natural a partir de la exposición de la piel al sol. Hoy en día, si aconseja que los niños tomen un complemento de esta vitamina. Si se produce una carencia de vitamina S, el calcio que circula en la sangre no se fija en los huesos de forma correcta.




En todos los casos le recomendamos consultar con su médico, terapeuta u otro profesional de la salud competente. La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa.
 Autora:
 Mujeractual  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos interesantes