Traductor

El cólico del lactante: evita que llore tu bebé




¿Cuáles son las causas del cólico del lactante? ¿Cuándo comienza el cólico? ¿Qué hacer para evitar el cólico?








¿Cuáles son las causas del cólico del lactante?

El cólico del lactante es un trastorno debido a causas variables, desde gastrointestinales hasta psicosociales. Es una alteración buena que tiende a desaparecer hacia el 3-4º mes de vida y que se da aproximadamente en 4 niños de cada 10.

Se caracteriza por el llanto inconsolable que dura al menos 3 horas y que se produces entre 2 ó 3 veces por semana durante varias semanas, frecuentemente por la tarde y noche, pero también a cualquier otra hora. El niño empieza a llorar de forma inconsolable, gritando y encogiendo las piernas como si le doliera el vientre, que puede observarse algo abombado y lleno de gases que a menudo elimina en forma de ventosidades, también se le enrojece la piel.


¿Cuándo comienza el cólico?

El cólico del lactante suele comenzar a las 2-4 semanas de vida y se extiende aproximadamente hasta el 4º mes de vida.

En el cólico se incluyen distintos problemas. Algunos casos podrían explicarse por una alergia a la leche de vaca (la del biberón, o la que toma la madre que da de mamar) y también cabe que un reflujo que no llegue a causar regurgitación visible de leche sea capaz, sin embargo, de producir una molesta quemazón en el esófago del bebé; pero en realidad, estos niños no padecerían un auténtico cólico, sino un proceso que se confunde con él.

Cuando el bebé no toma suficiente leche o cuando la toma, llora. No dudéis en preguntar al pediatra podía ser una intolerancia a la proteína de la vaca y no cólicos.


¿Qué hacer para evitar el cólico?

Para este molesto trastorno no existe ningún tratamiento, sino que sólo podemos tener en cuenta una serie de consejos para tratar de evitarlo o aliviarlo:

Evita que el niño ingiera aire durante las tomas, no excediendo los 10 minutos por toma en caso de amamantarle y colocando el biberón lo más vertical posible si utilizas fórmulas infantiles.

Ayúdale a la expulsión del eructo, manteniéndolo cogido en brazos en postura vertical e inclinándolo alternativamente en varias direcciones. Que eructe bien después de las tomas, así como administrarle un medicamento antiespumante si el pediatra lo recomienda, restará la influencia que los gases puedan tener en su caso.

Si se le da el pecho, elimina cualquier excitante de la dieta: aunque pequeñas cantidades de cafeína no suelen afectar al bebé, en estos casos conviene suprimir totalmente café, té y bebidas que la contengan.



En todos los casos le recomendamos consultar con su médico, terapeuta u otro profesional de la salud competente. La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa.
 Autora:
 Mujeractual  

2 comentarios:

  1. Es frustrante ver como el bebé llora y no consigues calmarle debido a los cólicos, una amiga me recomendó que le diese blevit digest después de alguna toma que le produjera molestias y la verdad es que va muy bien gracias a la manzanilla e hinojo que consiguen calmarle.

    Pilar

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos interesantes