Traductor

Síntomas y tratamientos para la intolerancia a la lactosa


¿Qué es la intolerancia a la lactosa? ¿Cuáles son los síntomas más comunes de la intolerancia a la lactosa? ¿Qué pruebas y exámenes son necesarios para saber si padeces intolerancia a la lactosa? ¿Cuál es el tratamiento para la intolerancia a la lactosa?










¿Qué es la intolerancia a la lactosa?

La intolerancia a la lactosa es una causa común de cólicos abdominales, inflamación (hinchazón) abdominal y diarrea. La intolerancia a la lactosa se da cuando el cuerpo produce poca cantidad de enzima lactasa, la cual es necesaria para dividir la lactosa en dos azúcares más pequeños llamados glucosa y galactosa. Cuando no hay suficiente lactasa en el cuerpo, la lactosa no se divide en el intestino delgado y pasa hacia el intestino grueso donde las bacterias la fermentan y la transforman en gases y ácidos.

En algunos niños, estos síntomas son muy graves y sus sistemas digestivos no toleran la lactosa en absoluto. En otros, los síntomas son más leves y sólo deben reducir la cantidad de lácteos que consumen.



¿Cuáles son los síntomas más comunes de la intolerancia a la lactosa?

Los síntomas comunes de la intolerancia a la lactosa incluyen:
  • Heces malolientes y pálidas
  • Náuseas
  • Dolor abdominal
  • Cólicos abdominales
  • Inflamación
  • Flatulencia que comienza alrededor de 30 minutos a 2 horas después de comer Alimentos y tomar bebidas que contienen lactosa.
La gravedad de los síntomas varía según la cantidad de lactosa que una persona puede tolerar, la cantidad de lactosa ingerida y el tipo de contenido graso del alimento. Las personas que también sufren del síndrome de colon irritable tienden a presentar síntomas más severos de intolerancia a la lactosa.



¿Qué pruebas y exámenes son necesarios para saber si padeces intolerancia a la lactosa?

Los exámenes para ayudar a diagnosticar la intolerancia a la lactosa abarcan:
  • Prueba de aliento para lactosa-hidrógeno
  • Prueba de tolerancia a la lactosa
  • PH de las heces

¿Cuál es el tratamiento para la intolerancia a la lactosa?

El tratamiento consiste en un seguimiento dietético con la finalidad de suprimir la lactosa de la alimentación. Además, es muy importante evitar las deficiencias de calcio debidas a la supresión de sus principales fuentes alimentarias.

Para sujetos sanos con intolerancia a la lactosa secundaria, puede ser posible entrenar las bacterias del colon para hidrolizar la lactosa de forma más eficiente a través del consumo de pequeñas cantidades de productos lácteos varias veces al día a lo largo de un par de semanas. Sin embargo, reintroducir los lácteos de esta manera en personas que sufren una enfermedad crónica o subyacente no es lo más recomendado, pues ciertas enfermedades actúan en el tracto intestinal de una manera que previene que la enzima lactasa sea expresada.

Si no quieres renunciar al sabor y propiedades nutritivas de la leche de vaca, desde hace unos años puedes encontrar en el mercado marcas de leche cuya lactosa se ha eliminado o hidrolizado previamente de forma parcial llamándose “bajas en lactosa” o total “sin lactosa”. Una oferta que se ha complementado con productos derivados lácteos como quesos en diferentes variedades -gouda, emmental, quesos rallados, yogures, batidos de sabores, nata, crema, etc...

En todos los casos le recomendamos consultar con su médico, terapeuta u otro profesional de la salud competente. La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa.
 Autora:
 Mujeractual  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos interesantes